fbpx Skip to main content

ARTE 8

Trini Salamanca

Obra: KERU. 2020.
Escultura. Resina epoxi. 37 x 17 x 17 cm.

«Para mí Sevilla, en sí es inspiradora, el lugar desde el que quiero crear y contar. No importa si mi trabajo encaja, en cuanto a público, que yo creo que sí, lo importante es que nosotros sí encajamos en ella en este momento».

Háblanos de los Kerus.

Estas piezas son una representación hipotética del vínculo entre un objeto, como la parte visible, y el alma, o todo lo que no percibimos. Son piezas concebidas como una especie de talismán, un tótem, una conexión entre un espacio – tiempo y lo que hay o puede haber más allá. Un objeto que se ubica en la irrealidad de una civilización inventada de la que pudieron formar parte.

Están realizados en resina epoxi y creados a partir de moldes que se pierden durante el proceso, literalmente se destruyen para que surja la pieza. Su brillo, transparencia y aspecto fundido emulan al vidrio soplado pero sus volúmenes y su textura manual evocan a culturas ancestrales. Los colores ácidos descontextualizan las obras sin dejar claro si llegaron del pasado o pertenecen a un futuro o a otra dimensión.

¿Qué parte de estudio/improvisación hay en tus obras?

En el objeto como tal, la improvisación no existe, más allá de la naturalidad o falta de control absoluto que te da el hecho de trabajar con las manos los materiales. Tiene que ver con el control y el conocimiento que tengas sobre ellos pero muchas veces te llevas sorpresas y no se trata de procesos mecánicos, hay muchísima experimentación y también conocimiento aplicado de muchas disciplinas.

Antes de empezar cualquier proyecto, con independencia de la temática, hay por delante horas de estudio sobre qué hacer y cómo hacerlo, con qué materiales y con qué técnica, ya que el objeto en sí tiene mucho significado. Siempre hay un hilo conductor-conector tiempo-espacio, entre lo que percibimos y no podemos ver, lo racional y lo irracional.

Como artistas dejamos poco margen a la improvisación, pero los materiales si improvisan en muchas ocasiones y te llevan más allá o lo destruyen todo y hay que volver a empezar.

¿De qué pieza te sientes más orgullosa?

Todas son fruto de procesos largos y de la superación de muchos obstáculos técnicos. Ahora mismo me siento muy comprometida y conectada con la serie Atlas, pero es lógico ya que trabajo en ella cada día. Las esculturas de la Ciudad Deshabitada me siguen abstrayendo muchísimo 6 años después y siempre está presente el hecho de volver sobre este concepto, puede que sean de mis piezas favoritas.

KERU. 2020.
Escultura. Resina epoxi. 37 x 17 x 17 cm.

¿Cuál es tu propósito?

El arte es una forma de comunicación, personal, básica. La temática que hay detrás de las obras plantea todo aquello que no vemos, la conexión entre nosotros, como seres humanos y todo aquello que nos rodea, infinitamente grande o infinitamente pequeño y la conexión que hay entre todo ello. Cuando tomas consciencia plena de esa conexión tu relación con todo lo que te rodea cambia. La posición de las prioridades y valores también. Ver el mundo, el universo, como un todo orgánico conectado y ser consciente de ello tiene que generar otra serie de respuestas. Ese es mi camino actualmente.

«Cuando toda la responsabilidad de un proyecto recae directamente sobre tus hombros tienes que hacer y ser muchas cosas. La parte creativa posiblemente sea la más emocional pero absolutamente todo el proceso, desde cómo contar el trabajo hasta la provisión de materiales o la gestión cotidiana pasa por tus manos».

¿Dónde quieres llegar?

A todos. Crear, crecer, colaborar y hacer posible que otros muchos crezcan gracias a mi trabajo.

¿Qué es el éxito para ti?

Tiene que ver con la aceptación propia del valor del trabajo y del valor que los demás perciben en él. Lo que aportas. Lo que das. Mi historia de éxito sería llevar mi trabajo a cualquier lugar, en cualquier formato y hacerlo con un equipo humano enorme que crece y evoluciona cada día. Ser portadora de oportunidades.

KERU. 2020.
Escultura. Resina epoxi. 37 x 17 x 17 cm.

¿Cómo se trabaja en pareja?

En mi caso es simbiótico. Una parte que compensa y contrarresta a la otra. Hace que las cosas sucedan. No es una cuestión de ser dos, al final cuando estás trabajando tienes que tomar decisiones y acabas siendo uno. No creo que sea en mi caso muy diferente al hecho de trabajar solo con tu voz interna, sólo que en este caso somos dos personas completamente diferentes, el mix de la mente de ambos se mezcla y hace que salga algo nuevo que no es Pablo ni soy yo, son Las Ánimas.

¿Qué te parece Arte 8? ¿Cómo lo has vivido?

Lo siento como un hecho necesario, el de contar y comunicar. Con solidez, con una fuerza y ganas brutales de trascender en el mundo del arte contemporáneo. Se necesitan siempre acciones que acerquen y muestren el arte, es un honor formar parte de este libro.

Trini Salamanca es una de las ocho mujeres poderosas que forman parte de ARTE 8.

Si quieres comprar el libro escríbenos a hola@chichaproyectos y te haremos llegar uno.
Si vives en Sevilla puedes comprarlo en: LOCAL LA PUERTA ROJA C/ Fray Diego de Cadiz 26.

CONTACTO

Hola, si tienes alguna idea, proyecto, propuesta o simplemente quieres preguntar, dale: hola@chichaproyectos.org