fbpx Skip to main content

ARTE 8

Irene Infantes

Obra: El equilibrio del arropo.
Superficie experimental. Lana merino y lana de borra, sobre papel de algodón.
 2020

«Creo que no basta solo con querer ser artista. Cuando crear es algo vital para ti, creo que no te planteas si quieres dedicarte a ello o no, es algo que solo se puede comparar a una necesitad vital y como tal, lo necesitas para sobrevivir».

Háblanos de El equilibrio del arropo.

El equilibrio del arropo, toma como base un párrafo extraído del primer poema del libro de Federico Garcia Lorca ‘Poeta en Nueva York’ titulado ‘Vuelta de paseo’.
El párrafo en sí dice ‘entre las formas que van hacia la sierpe y las formas que buscan el cristal, dejaré crecer mis cabellos. El tema central del poema es el avasallamiento de la naturaleza y la opresión del ser humano en la gran ciudad. Es un texto en donde el mundo se entiende como un infierno creado por el hombre,  donde la naturaleza está aplastada, cercenada, vencida por el mundo industrializado y la sociedad moderna. ¿No estamos más acostumbradas a entender la lana como un producto de mercado que como el pelo que crece en el cuerpo de un animal vivo?. Es por eso que en las obras, hechas a partir de lana del interior de colchones antiguos, se presenta el material crudo, basto e incluso sucio, la fibra tal y como es sin intervención humana que la alejan de su origen, esta vez reinventada y convertida en  obras de arte de gran formato (6m x 2,50 m), revalorizando así su valor real.
Es un proyecto muy especial para mí, fue mi primera vez exponiendo en CAAC y que fue el pistoletazo de salida para muchos otros proyectos relacionados con el mundo del arte. Fue un impulso definitivo tanto personal como económico, ya que el CAAC adquirió para su colección las tres obras que presenté.

¿Eres diseñadora que hace arte o una artista que hace textil?

Soy una amante de la fibra en general, me gusta apreciarla como material en sí, porque es maravilloso apreciar su versatilidad, su textura, colores o incluso su olor. Entiendo el material textil, me gusta jugar con él y de ese bienestar vital que en mí provoca tal proceso, salen piezas que pueden encajar en proyectos de diseño, que además es lo que he estudiado, pero también son consideradas obras de arte por otros públicos. A veces me llaman artesana, otras diseñadora y otras artista, no creo que encaje en ninguna de esas categorías en su totalidad y es algo que no me preocupa sino todo lo contrario, lo disfruto.

¿Nos hablas de tu proceso de trabajo?

Normalmente empiezo por diseccionar fotografías que haya tomado con mi móvil, de formas, sombras, objetos que hayan llamado mi atención en mi día a día. Las imágenes las llevo a mi cuaderno donde a partir de éstas hago bocetos de dibujos, colores, texturas y composiciones, traduciéndolas a mi lenguaje. Una vez tengo varias composiciones en papel, empiezo a tomar decisiones, añadir elementos imaginarios o de otras fuentes hasta que considero la obra terminada. Estos bocetos serán más tarde obras textiles a gran escala que mezclan técnicas como serigrafía, afieltrado con aguja, sublimación o estampación con plantilla. También por supuesto no pueden faltar buenos libros o visitas a bibliotecas y galerías.

Detalle: El equilibrio del arropo.
Superficie experimental. Lana merino y lana de borra, sobre papel de algodón.
 2020

¿Cuál es tu propósito en la vida?

Poder vivir de mi trabajo sea en la faceta que sea. Me encantaría trabajar con arquitectos, diseñar muebles, hacer joyería, bolsos… por qué no?

«Como espectadora, las galerías de arte siguen siendo un sitio donde ir e inspirarme, tengo mis favoritas a las que siempre me gusta volver y sentirme refugiada».

¿Qué le aconsejas a alguien que quiera ser artista?

Creo que no basta solo con querer ser artista. Cuando crear es algo vital para ti, creo que no te planteas si quieres dedicarte a ello o no, es algo que solo se puede comparar a una necesitad vital y como tal, lo necesitas para sobrevivir.

¿Cuéntanos sobre tus antepasados y su influencia en tu obra?

Yo empecé a coser a los seis años porque me enseñó mi abuela Ana, tenía un cuartito completamente lleno de telas y materiales de costura, me acuerdo perfectamente del olor de esa habitación, me encantaba meterme ahí y ponerme a mirar detenidamente todos los estampados de las telas, literalmente embelesada.
Al poco tiempo empecé con el punto de cruz y fue un descubrimiento saber que podía traducir mis dibujos al textil, me encantaba poder dibujar con hilo. A los 10 años ya me hacía mis primeras faldas y camisetas que después pintaba y customizaba para darlas por terminadas, para mí no tenia mucha trascendencia, simplemente era mi forma de jugar. A los 13-14 años amigas y amigos empezaban a hacerme encargos para que les hiciera prendas. A los 18 empecé a estudiar moda pero no terminaba de convencerme (por la escuela no ser la correcta, algo que descubriría después) y a los 20 me fui a Londres.

Detalle: El equilibrio del arropo.
Superficie experimental. Lana merino y lana de borra, sobre papel de algodón.
 2020

¿Cómo la perseverancia ha influenciado en tu carrera?

Pues imagino que como cualquier otra carrera, la perseverancia es esencial, he estudiado en una de más duras universidades del mundo, la Central Saint Martins, considerada la segunda mejor en el mundo, donde de lunes a sábado pasábamos de 13 a 14 h diarias en el centro por el nivel de compromiso que el curso exigía y que además era la única forma de poder tener terminados a tiempo los proyectos que desarrollábamos no solo con profesores sino con profesionales del sector.
Viéndolo ahora, sé que fue una experiencia más gratificante que dura, aprendí mucho y sobretodo entendí de la importancia de no tirar la toalla aunque a veces sintiera que no podía más.

¿Qué te parece Arte 8? ¿Cómo lo has vivido?

Creo que Arte 8 es un proyecto importante porque profundiza no solo en la promoción de artistas de diferentes campos sino por ponerlas en contacto entre sí. Aunque se resuma en la publicación de un libro, que ya tiene mucho peso en sí, a la larga es sin duda más importante los lazos que Arte8 está creando.
Lo he vivido con emoción y curiosidad, siempre quiero saber más sobre qué nos puede brindar este nuevo vinculo.

Irene Infantes es una de las ocho mujeres poderosas que forman parte de ARTE 8.

Si quieres comprar el libro escríbenos a hola@chichaproyectos y te haremos llegar uno.
Si vives en Sevilla puedes comprarlo en: LOCAL LA PUERTA ROJA C/ Fray Diego de Cadiz 26.

CONTACTO

Hola, si tienes alguna idea, proyecto, propuesta o simplemente quieres preguntar, dale: hola@chichaproyectos.org