Skip to main content

#Arte #Música #Literatura #Teatro #Cine

Los 3 de Juan F. Rivero

LOS TRES DE

«Se plantea un único juego, consistente en sustraer de su contexto original distintas formas de las tradiciones literarias de China y Japón para traerlas al terreno de una poética propia».

Las hogueras azules es un poemario compuesto por cuatro secciones: «Prosopoema de una gota de lluvia», «Poemas del paso del tiempo», «Haibun» y «Poemas para ser pintados». A lo largo de ellas, sin embargo, se plantea un único juego, consistente en sustraer de su contexto original distintas formas de las tradiciones literarias de China y Japón para traerlas al terreno de una poética propia, articulada temáticamente en torno al eje del fragmentarismo en la memoria, el lenguaje y la imaginación. Dos máximas iluminan el libro: por un lado, «Todas las formas prestadas son absurdas», de Si Kongtu, que alude a la voluntad poética de dar con la forma expresiva adecuada para lo que se quiere decir; por otro, «Lo inmenso en un mínimo pliego de seda», de Lu Ji, que se refiere al poder expresivo del lenguaje y, más en concreto, a la capacidad de significación de la imagen poética.

TRES OBRAS QUE ME HAN INSPIRADO

1. Magnificat, Stabat Mater

Elijo este disco de Pärt porque me parece especialmente representativo de su obra, pero en realidad podría considerar una influencia la totalidad de su trabajo musical. Para mí, Pärt representa la minuciosidad en el trabajo de la forma; el rigor de la exactitud y la búsqueda de una depuración que se cuestiona las raíces de la originalidad y la persigue.

2. Cien poemas escogidos

De Ungaretti aprendí la verdadera fuerza del imaginismo en poesía. En sus mejores poemas nada sobra: las palabras son pocas y a menudo sorprendentes; el ritmo es rico y diáfano. Recuerdo haber leído este libro con 16 o 17 años, casi a la vez que los haikus de Onitsura y de Bashô, y tener la sensación de haber entrado por encantamiento en un paisaje vivo que se adhiere a la memoria y que ha permanecido conmigo hasta hoy.

3. Poeta paseando por la orilla de un pantano

Menciono esta obra en concreto por el particular valor que tiene para mí, y porque es un ejemplo inmejorable de la pintura budista de la China clásica, que ha ejercido una gran influencia en Las hogueras azules. En ella se cifra y defiende el valor del vacío, de lo que no se dice o muestra pero está presente. En la obra de Liang Kai, que está pensada para decorar un abanico, esta predilección por el vacío se aprecia en el trazo central que parece borrar el pantano y los montes pequeños y da paso a un gran vacío (¿niebla, tal vez?) que ocupa la mayor parte de la pintura y tras el cual se levanta una inmensa montaña de la que no podemos ver más que la cumbre.

 

 

Fotografía del autor: © Ana Rocío Dávila, 2021

CONTACTO

Hola, si tienes alguna idea, proyecto, propuesta o simplemente quieres preguntar, dale: hola@chichaproyectos.org